MISIÓN Y MOTIVACIÓN

El nacimiento de AyD Murcia ocurre por la necesidad de plasmar aquellos conceptos e ideas que nacen desde la ilusión de descubrir nuevas estancias, nuevos ambientes.


Sensaciones y experiencias creadas a través de los espacios

El como una simple estancia puede transportarnos a otra realidad donde el entorno se transforma y adapta a las necesidades del momento.
Siempre que se muestra ante nuestros ojos un espacio ya definido con anterioridad, no podemos evitar dilucidar la transformación del mismo en una nueva estancia capaz de hacer emanar desde nuestro interior nuevos sentimientos y experiencias…

Que nos haga imaginar de dicho lugar en uno o varios mundos paralelos…

  • El pequeño loft para la primera independencia cuando somos jóvenes.
  • El primer piso que compartes con tú pareja y amigos
  • La casa de nuestros sueños para la formación de una familia.
  • El lugar que alberga nuestro negocio deseado.

Para nosotros un espacio es un lienzo en blanco al que estamos obligados por impulso natural a llenar de forma y color

Cuando abordamos un proyecto nuevo, lo afrontamos como un nuevo reto que debemos superar, un puzle al que hay que hacer encajar las piezas…

Las piezas representan las necesidades del cliente…

El reto es hacerlas encajar dentro del espacio predefinido haciendo predominar de forma paralela y no solapada el aspecto práctico, coherente y estético.

Hay muchas opciones y hay muchas alternativas para cualquier solución, pero si tenemos un porqué, trabajamos mucho más seguros.

Comenzamos aportando diferentes opciones y enumerándolas, para posteriormente ir descartando las más complejas, quedándonos con las más sencillas…

Las soluciones más sencillas suelen ser la mejor solución.

Nuestro sueño y mayor reto será el ser nuestros propios clientes.

El poder realizarnos a nosotros mismos sin limitaciones impositivas.

El enfrentarnos a un blanco total, no existe lienzo, solo nuestra propia imaginación para crear.

Es más fácil e inmediato actuar e imaginar los cambios en un algo ya existente con unas fronteras ya marcadas.

El enfrentarse a un nada donde poder realizar un todo con infinidad de posibilidades es sin duda la mayor satisfacción unida al mayor estrés, la mente se llena de posibilidades e infinidad de ideas, todo es posible pero hay que escoger una sola, y ese precisamente es nuestro mayor miedo, miedo a no ser capaces de decidir correctamente.